dijous, 27 de març de 2014

[CAS] Aclaraciones sobre la lactancia materna


· Dolor en los pezones. El dolor es una alarma que nos indica que el bebé no está bien agarrado y seguramente está teniendo dificultades para extraer la leche. Por lo tanto el dolor nunca es normal y si el bebé está bien cogido al pecho, la madre no deberá sentir ningún tipo de dolor aun teniendo grietas en el pezón.

· La única higiene que precisa el pecho durante la lactancia es la ducha diaria. No es necesario lavar los pechos después de cada toma. Únicamente secarlos y en todo caso colocarse discos absorbentes para no manchar la ropa.

· No es necesario cambiar los hábitos de comida o de bebida. Es posible que la madre tenga más sed, pero no es necesario que la madre beba a la fuerza, sino simplemente cuando lo desee. Tampoco es necesario dejar de tomar determinados alimentos con el temor de que éstos puedan modificar el sabor de la leche. La mayoría de alimentos aportan un aroma distinto a la  leche, lo cual resultará beneficioso para el bebé, puesto que progresivamente se irá acostumbrando a los distintos sabores que le gustan a la madre. Hay alimentos muy aromáticos como las alcachofas, cebollas, apio o espárragos, pero si la madre los ha tomado habitualmente durante el embarazo, el bebé probablemente ya se habrá acostumbrado a ellos a través del líquido amniótico.

· Tabaco, no gracias. Sin duda este es un buen momento para dejar de fumar. En caso de que le resulte imposible a la madre dejar de fumar, siempre es preferible que fume después de la toma y sobretodo hacerlo en el exterior. Los bebés que crecen en ambientes con humo son más propensos a padecer infecciones respiratorias y asma.

· ¿Cómo sé si el bebé ha comido suficiente? Es muy normal que al salir de la clínica un bebé haya perdido entorno al 10% del peso del nacimiento. Esto se debe a que eliminan el exceso de líquidos con el que nacen. A partir del tercer o cuarto día, la producción de leche de la madre suele aumentar, de manera que el bebé irá progresivamente aumentando de peso. Si después de cuatro días  de vida del bebé, éste hace como mínimo cuatro micciones y tres deposiciones, es un indicativo que está comiendo suficiente. No obstante, la valoración del pediatra pasados dos o tres días de la alta de maternidad es fundamental.

· La lactancia mejora con el tiempo. La lactancia se vuelve más fácil con el paso del tiempo. Cada bebé tiene su ritmo y hay que tener un poco de paciencia. Poco a poco aprenderemos mejor a satisfacer las necesidades físicas y emocionales de nuestro hijo/a. Sólo es cuestión de irlo conociendo.