dijous, 10 d’octubre de 2013

[CAST] La industria de la puericultura y la del automóvil colabraran para implementar la normativa I-Size


La industria del sector de la puericultura europea ha anunciado que va a colaborar estrechamente con  los fabricantes de automóviles, con el objetivo de aunar esfuerzos para salvar miles de vidas de niños en toda Europa.

En una reciente conferencia organizada por la Confederación Europea de la Puericultura (European Nursery Confederation) en la ciudad alemana de Colonia, explicaron la nueva regulación para sistemas de retención infantil I-Size, de la cual ya se ha iniciado una primera fase en Julio 2013.

Dicha nueva normativa para las sillas de auto incidirá en tres puntos básicos: 
  • Incremento de la edad en la que el bebé deberá viajar en sentido contrario a la marcha.
  • Sistemas ISOFIX
  • Mejora sobre la regulación en los impactos laterales.

En dicha conferencia Heiko Johannsen de la Technische Universitat de Berlín, explicó que el riesgo de padecer lesiones graves en la cabeza y el cuello es mucho más elevado,  cuando el bebé está en la edad comprendida de uno y tres años. En esa franja de edad el tamaño y peso de la  cabeza son bastante desproporcionados en relación con el resto del cuerpo. Sin embargo, en la mayoría de países europeos los bebés suelen pasar de viajar en sentido contrario a sentido a la marcha cuando sólo tienen sobre los nueve meses.


La excepción a este hecho son los países escandinavos, donde de forma generalizada los niños se mantienen viajando en sentido contrario a la marcha hasta los tres años.

La consecuencia de ello y así ha quedado reflejado en un estudio realizado entre 2006 y 2011, es que mientras en Alemania el número de víctimas mortales de un año de edad creció considerablemente, en Suecia no hubo ninguna víctima mortal de esa misma edad.

La nueva normativa I-Size obligará a mantener a los niños y niñas en sentido contrario hasta un mínimo de 15 meses.

En dicho estudio también ha quedado patente que la protección ante los impactos laterales debe aumentarse y que con la normativa actual es insuficiente.  

De todos modos, el riesgo más importante proviene de la incorrecta instalación de los sistemas de retención infantil, dado que se estima que dos tercios de los niños europeos viajan incorrectamente cuando se desplazan en coche. Esto se debe a diversas causas: incorrecto cierre de la hebilla del arnés, cinturón de seguridad del coche demasiado corto, con dobleces, destensado o silla instalada incorrectamente con el cinturón del vehículo. Se prevé que la nueva normativa I-Size, la cual debe ir siempre con vehículos provistos de  sistemas de retención ISOFIX, evitará todos estos problemas derivados de una incorrecta instalación.

Asimismo, asociaciones de consumidores europeas han manifestado que tanto fabricantes de coches, como los fabricantes de sillas de auto tienen responsabilidad compartida en la seguridad del transporte de menores. En este sentido ambos sectores coinciden en la importancia, desde ahora y durante todo el periodo de transición de la implementación de la nueva normativa, de empezar  ya a concienciar a los consumidores sobre los nuevos cambios en seguridad infantil que se nos avecinan.


En Mimam Barcelona somos especialistas en seguridad infantil y muy especialmente de las sillas de auto noruegas Be Safe. Be Safe, desde mucho antes que se iniciara el desarrollo de esta nueva normativa,  ya comercializaba sistemas de retención infantil en sentido contrario a la marcha. De esta modo, Be Safe se ha convertido con los años en una de las compañías que más  dinero invierte, en pro de evitar lesiones graves como consecuencia de accidentes de tráfico a los niños de toda Europa.  Por esta razón, Mimam Barcelona  aconseja a sus clientes Be Safe, puesto que cuando se trata de salvar vidas humanas sólo hemos de confiar en los que mayor experiencia tienen.